¿La caída de pelo te preocupa? Si es así, este artículo te interesa.

¿La caída de pelo te preocupa? Si es así, este artículo te interesa.

Si has llegado hasta aquí, tal vez prevenir la caída del cabello sea una de tus prioridades en estos momentos. El frenético ritmo de vida que llevamos (trabajo, horarios, estudios, agendas apretadas, desplazamientos, familia, etc.) -en el que el estrés gobierna nuestro día a día hace mella en nuestra salud, manifestándose en nuestro cuerpo en multitud de formas y patologías, una de ellas la caída del pelo. El día se convierte casi en una maratón llena de obstáculos llamados “obligaciones y “dar respuesta y/soluciones a todo y a todos”. La vida deja de ser disfrutada, incluso a veces es vivida con gran carga y pesar.

​Cada vez son más las personas que sufren alopecia por causa del estrés. Por tanto, en esta entrada vamos a compartir algunos consejos que pueden resultar útiles para prevenir dicha caída, ¡Queremos ayudarte a cuidar de tu salud!

Primera recomendación: Centra tu atención en los detalles, por muy pequeños que sean, del día a día, de cada instante. Ello te mantendrá presente y frenará esa aceleración mental llena de angustia.

 

Segunda recomendación: Realiza algún tipo de ejercicio físico que disfrutes, que te llene, en forma de deporte, entrenamiento con pesas, actividad al aire libre, etc. Está comprobado científicamente que mover el cuerpo y entrenarlo mejora la memoria, la capacidad cognitiva, estados depresivos, reduce el estrés (el cual oxida nuestro cuerpo), y en definitiva: mejora nuestra calidad de vida. Libera “malas energías” y las renueva introduciendo energía que sí nos va a llevar a estar mucho ¡¡MÁS VITALES!!

Tercera recomendación: Saber alimentar tu cuerpo de forma inteligente, esto es: ¡Darle gasolina de calidad! Nutrirlo de alimentos llenos de vitaminas, minerales, que hagan que nuestro cuerpo funcione perfectamente, y por supuesto, ¡mantengan nuestro preciado cabello donde tiene que estar!. Dejar a un lado los ultra procesados cargados de químicos y/o productos que nos perjudican (azúcares, harinas refinadas, grasas hidrogenadas, y otras sustancias), y sustituirlos por productos de calidad, de alto aporte nutricional. Seguro que has oído hablar del movimiento “comida real”. Se trata de comer alimentos que provengan de otros animales o de la tierra, con los menores aditivos posibles, abandonando los ultraprocesados. Todos los que te pueden venir muy bien para el tema del estrés y la caída del cabello son:

 Agua.

Alimentos que contengan biotina y ácido fólico: guisantes, cereales, plátanos, ternera, legumbres, etc.

Vitamina A: huevo, verdura, leche, aceite de oliva, etc.

Verduras de hoja verde: apio, puerro, acelgas o espinacas.

Antioxidantes: naranja, brócoli, kiwi, limón, etc.

Zinc: sandía, berenjenas, frutos secos, apio, etc.

Pescado azul: salmón, boquerones, atún, etc.

 Y por último y muy importante: ¡Quiérete, cuídate, mímate cada día! Establece prioridades y ve por ellas, pero sin dejar de disfrutar del camino.