Despeja tu mente
Pedir cita

Seguro que, más de una vez, has notado que la ansiedad, el miedo, la frustración o la pena dominaban tu vida.

Es una sensación desagradable, un malestar que necesitamos paliar de alguna manera, por ello, una de las formas más rápidas que conocemos es comiendo cantidades de alimento que no necesitamos, y es cuando comemos desde la emoción y no desde el hambre real.

Este tipo de situación puede llegar a desgastar a la persona con sentimientos de culpa, frustración, angustia, tristeza o inutilidad, y es entonces cuando en la mayoría de las ocasiones se entra en la autocrítica y en la vergüenza, y una intensa sensación de PÉRDIDA DE CONTROL, optando por dietas muy restrictivas que ocasionan gran sufrimiento.

Si crees que es tu caso, la práctica del Mindfulness te puede ayudar a darte cuenta de cuáles son esas necesidades insatisfechas, y eso es algo que enseño en mis cursos, talleres e intervenciones.

Aceptación

Aprender a llevar una consciencia con aceptación y sin juicio a nuestra experiencia.

Crear un espacio autocuidado

Aprender a llevar una consciencia con aceptación y sin juicio a nuestra experiencia, a nuestros pensamientos, emociones y sensaciones físicas nos ayuda a crear espacio de autocuidado dónde poder responder en vez de reaccionar sin quedarnos atrapados en ese trance de no valía o de fracaso.

Distinguir el hambre emocional

Distinguiendo el hambre emocional del hambre física, ampliando y dotando de las habilidades necesarias para poder satisfacer adecuadamente la necesidad emocional de compañía, distracción, premio… sin tener que acudir al recurso de la comida.

Relación saludable entre hambre y saciedad

Concluyendo, a través de la práctica de Mindfulness aplicada a la alimentación podremos establecer una relación más saludable con la comida y recuperar nuestra conexión natural con las sensaciones de hambre y saciedad, aprendiendo a manejar y autorregular nuestras emociones.

Aprender a comer para vivir y no vivir para comer.
Pedir cita

Clínica Psicológica en Córdoba - Nº de Autorización Sanitaria 47163

Centro autorizado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía