Una alimentación equilibrada, junto con la práctica de ejercicio regular, es fundamental para que nuestro cuerpo funcione con normalidad y para que se reduzca el riesgo de padecer ciertas enfermedades a corto y largo plazo.

Numerosas enfermedades tienen una estrecha relación con nuestra dieta. Algunas pueden deberse a carencias o déficit de nutrientes y otras, más común en países industrializados como España, se deben a lo contrario, abundancia y exceso de alimentos que suelen ir unidos al sedentarismo. Este exceso puede conducirnos a la obesidad y muchas patologías asociadas como diabetes, hipertensión, alteración de lípidos sanguíneos, etc. Todas ellas tienen un tratamiento nutricional, tanto para mejorar los síntomas como para evitar posibles complicaciones.

“El mejor remedio es una alimentación equilibrada”

 

Con una alimentación y pautas dietéticas adecuadas a cada persona, teniendo en cuenta sus requerimientos nutricionales, sus gustos y las patologías, se conseguirá mejorar notablemente el bienestar de la persona y asegurar una evolución favorable de la enfermedad.

Enfermedades que mejoran con una alimentación adecuada
  • Alergias en intolerancias alimentarias (gluten o celiaquía, a la fructosa, a la lactosa, etc)
  • Anemias alimentarias (carencia ácido fólico, carencia Vitamina B12, anemia ferropénica).
  • Diabetes Mellitus
  • Cáncer
  • Dislipemias (Hipercolesterolemia o colesterol alto, hipertrigliceridemia o triglicéridos altos)
  • Hipertensión arterial
  • Insuficiencia renal
  • Enfermedades digestivas (enfermedad de Crohn, gastritis, estreñimiento, colon irritable, hernia de hiato, disfagia…)
  • Osteoporosis
  • Etc.
Programa Equilibrio Vital

El objetivo principal del programa es lograr el bienestar óptimo, no sólo se busca no desarrollar enfermedades, sino lograr en cada persona un estado natural de energía, bienestar, vitalidad y salud, lo que se logra con sustancias tales como vitaminas, minerales, aminoácidos y otros suplementos.

Este programa basado en la medicina ortomolecular se divide en dos fases:

  1. Una primera fase de desintoxicación, donde se busca limpiar el cuerpo, eliminando metales pesados y toxinas que pudiesen interferir con el funcionamiento celular adecuado.
  2. Una segunda fase, en la cual se busca reponer y equilibrar diversos nutrientes proporcionando la concentración óptima de ellos con el fin de corregir alteraciones o enfermedades presentes y evitar o prevenir el desarrollo de nuevas patologías.
    En la clínica esto se realizará con dietoterapia y suplementos nutricionales.

Clínica Psicológica en Córdoba - Nº de Autorización Sanitaria 47163

Centro autorizado por la Consejería de Sanidad de la Junta de Andalucía